La cultura de la República del Congo

La República del Congo, comúnmente conocida como El Congo, es una nación de 132, 000 millas cuadradas en la parte central de África. En 2016, el país era el hogar de aproximadamente 5, 125, 821 personas, que era la 124ª población más alta del mundo en ese momento. La evidencia arqueológica indica que Bambuti fue la primera comunidad en establecerse dentro de las fronteras de la nación. La cultura de la gente de Bambuti fue reemplazada gradualmente después de la migración de los bantúes a la región. Los Bantu pudieron derrocar a los Bambuti ya que su cultura era principalmente de la Edad de Piedra mientras que los Bantu tenían herramientas más avanzadas de la Edad de Hierro. La tribu bantú más prominente de la época era el kongo, que estableció algunos reinos interconectados en la región. La ciudad más importante durante este período fue Mbanza Kongo, la capital de su imperio. La llegada de los europeos, principalmente los portugueses, representó un desafío importante para el imperio. Los portugueses y los kongoleses eventualmente se enfrentaron en una serie de batallas que debilitaron significativamente el Imperio Kongolés. Durante el período colonial, los franceses tomaron el control del Congo a pesar de las revueltas iniciales de las comunidades locales. El modo de vida francés influyó enormemente en la cultura actual del Congo.

Religiones practicadas

El cristianismo es la religión dominante en el Congo. Según las estimaciones de 2010 del World Factbook, los cristianos constituían más del 75% de la población de la nación. La denominación cristiana más dominante fue el catolicismo romano, ya que sus miembros constituían más del 33% de la población nacional. La presencia de la Iglesia Católica Romana en el Congo se remonta a la llegada de los portugueses cuando introdujeron la denominación al pueblo africano. El rey Nzinga a Nkuwu fue el primer rey de Kongolese en aceptar la fe y su hijo y sucesor, Nzinga Mbemba, también se convirtió al cristianismo. La introducción de la fe permitió a los reyes kongoleses y portugueses hablar como iguales. Además del rey de Portugal, el rey de Kongolese también estableció contacto diplomático con el Vaticano, lo que aumentó la presencia de la Iglesia Católica Romana en la región. Debido a los estrechos vínculos entre el rey y el Papa, el Papa acordó promover a uno de los sacerdotes al rango de obispo. Aparte de la Iglesia Católica Romana, otras sectas cristianas con una fuerte presencia en la nación incluyen las iglesias del Renacimiento Cristiano y las iglesias Protestantes. El Islam tiene una presencia limitada en el estado, ya que solo el 1.6% de los residentes de Salutiste se adhieren a la fe. Otras religiones minoritarias en el país incluyen Salutiste y Kimbanguiste.

Festivales

Debido a la gran cantidad de cristianos en el país, algunas celebraciones cristianas como la Navidad y la Pascua se celebran en el país. Durante la celebración de las fiestas cristianas, se celebran algunas costumbres, como ir a la iglesia e intercambiar regalos. También se celebran celebraciones internacionales como el Día de Año Nuevo y el Día del Trabajo. La constitución congoleña también reconoce otros días festivos como el Día de las Fuerzas Armadas celebrado en honor a las fuerzas armadas de la nación y el Día de la Independencia en conmemoración de su lucha por la independencia. También se celebran festivales en el país para celebrar el patrimonio único de los ciudadanos. Uno de esos festivales es el Feux De Brazza, que se creó en 2005 como una forma de mostrar la música popular de la gente.

Cocina

La comida que se sirve en la República del Congo se basa en una amplia variedad de influencias, principalmente la cocina francesa y asiática. La carne es una parte integral de la dieta local, ya que el pescado, el pollo y la cabra se encuentran entre los tipos más comunes. La carne se suele preparar al aire libre, como parrillas en la carretera, y sirve tanto a locales como a extranjeros. La carne suele acompañarse con pilipili, una salsa hecha de chile. Aparte de la carne, otras comidas que se consumen comúnmente en el Congo incluyen el fufu y la mandioca . Tanto el fufu como la mandioca utilizan yuca en su preparación, aunque el fufu se puede preparar utilizando maíz. Los plátanos también se consumen regularmente en el país. El alcohol es una parte integral de la cultura congoleña y el vino de palma es una de las bebidas alcohólicas más consumidas.

Musica y baile

La música es una parte importante de la vida de las personas congoleñas con algunos músicos congoleños que han alcanzado la fama internacional. La música tradicional en el Congo tiene una gran audiencia debido a festivales como Feux De Brazza que eleva el perfil del género. La música popular en el Congo utiliza algunos instrumentos como el mvet y el xilófono. Aparte de la música tradicional, la música occidental desempeñó un papel importante en la configuración de las tradiciones musicales del Congo. Las formas más influyentes de la música occidental en el Congo son el jazz y el hip-hop. La música del Congo es significativamente similar a la música de la RDC. En ambos países, soukous, una forma de música de baile es extremadamente popular. Algunos de los cantantes más populares del Congo son Pierrette Adams, Jean Serge Essous y Saturnin Pandi.

Literatura

La literatura en el Congo se desarrolló principalmente en el siglo XX debido al trabajo de autores como Tchicaya de Boempire y Jean Malonga. Jean Malonga fue uno de los escritores congoleños más destacados debido a su libro Coeur d'Aryenne . El período temprano de la literatura congoleña estuvo dominado por obras escritas en francés ya que el francés se enseñaba en las escuelas. La escena literaria congoleña creció exponencialmente durante el período inmediatamente posterior a la independencia con escritores como Makouta-Mboukou, y Emmanuel Dongala logrando la fama. Muchas escritoras congoleñas han ganado prominencia con algunos de los más conocidos como Paule Etoumba y Brigitte Yengo.

Creencias sociales y etiquetas

La República del Congo es una nación predominantemente rural, ya que el 56, 98% de la población del país vive en zonas rurales. El modo de vida en las áreas rurales es significativamente diferente del de las áreas urbanas debido al impacto de los valores occidentales. Las comunidades rurales congoleñas valoran el estilo de vida tradicional y tienden a ser más conservadores. Los congoleños tienden a ser más formales cuando realizan negocios, especialmente con extraños. Se espera la cortesía de todos los miembros de la sociedad, independientemente de su estatus social.