¿Cuáles son las industrias más grandes en Alemania?

Alemania tiene una economía social de mercado desarrollada, la más grande de Europa y la cuarta y quinta más grande a nivel mundial por PIB nominal y PPP (Paridad de poder adquisitivo) respectivamente. La mayor parte del mundo conoce Alemania debido a su sector manufacturero que produce algunos de los productos de mejor calidad. En 2016, el país se convirtió en el tercer exportador mundial de bienes y servicios. La economía alemana se mantiene relativamente estable, por lo que los economistas creen que es menos probable que el país se vea afectado por la crisis financiera. Alemania alberga a 53 de las 2000 empresas más grandes que cotizan en bolsa por ingresos a nivel mundial. Este país también es líder en el número de ferias comerciales, es el hogar de más de la mitad de las ferias comerciales globales.

Industria de maquinaria, automoción y aviación

El sector de maquinaria y equipos impulsa a la nación de alta tecnología y lidera innovaciones como la robótica. Alemania tiene una tradición de ingeniería probada y continúa ofreciendo soluciones de fabricación modernas. Este sector tiene más de 6, 419 empleados con una fuerza laboral en constante crecimiento que generó casi $ 267 mil millones en 2015. Los alemanes lideran en la industria automotriz europea tanto en producción como en ventas. A nivel mundial, muchas personas reconocen la naturaleza innovadora y precisa de los fabricantes y proveedores de automóviles alemanes. En todo el mundo, las personas aprecian los productos alemanes como Bayerische Motorenwerke (BMW), Daimler-Benz y Volkswagen por su excelente ingeniería, innovación, seguridad y diseños. El país ha desarrollado investigación de calidad e invirtió en mano de obra calificada e infraestructura responsable de una industria automotriz sin igual durante los últimos 125 años.

El sector de la aviación en Alemania ha estado en constante aumento, especialmente en las últimas dos décadas. En 2016, los ingresos de la industria de la aviación ascendieron a $ 43 mil millones. Alemania alberga a los principales fabricantes de aviación civil y de defensa con proyecciones de producir aproximadamente 35, 000 nuevos aviones en los próximos veinte años. La ventaja competitiva de Alemania sobre gigantes como Estados Unidos y Canadá es su combinación de eficiencia de costos, talento disponible y una base de fabricación poderosa.

Industria química y médica

La industria química alemana es líder en Europa en términos de ventas dentro de Europa y exportaciones a otros continentes. Alemania tiene una infraestructura de investigación y desarrollo químico bien desarrollada. El sistema educativo del país también produce graduados de calidad listos para trabajar y ofrece a los inversores un entorno fértil y preparado para el mercado de productos químicos. En 2016, Alemania registró la tercera venta más grande ($ 168 mil millones) en productos químicos, detrás de China y EE. UU. Del total de ventas, el país exportó el 60% de los productos a otros países europeos, el 17% a Asia, el 7% dentro de la infraestructura del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), el 3% a América Latina y el 3% al resto de los países. Mundo. Este resultado fue después de gastar $ 3, 83 mil millones en investigación y desarrollo. El mismo año, la industria química empleó a más de 331, 000 personas. El equipo médico y los productos farmacéuticos se encuentran entre las principales exportaciones alemanas y le dan al país miles de millones de dólares. Los productos básicos incluyen suministros médicos, maquinaria para salvar vidas y otros equipos hospitalarios.

Industrias de consumo y servicios

El gasto en consumo de Alemania es estable debido a los bajos niveles de deuda privada y desempleo. El país es el mayor productor y mercado de bienes de consumo de Europa en términos de población y poder adquisitivo. Situada en el centro del continente y con una buena infraestructura, Alemania tiene una posición privilegiada para acceder a los mercados de consumidores de Europa occidental y oriental. Los alemanes prefieren el valor y las marcas establecidas, la mayoría de las cuales proveen las diversas industrias de consumo. La mayoría de las industrias de consumo adoptaron el comercio electrónico, la innovación y también ofrecen a sus empleados horarios de trabajo flexibles. Las principales industrias de consumo incluyen alimentos y bebidas, textiles, prendas de vestir, calzado, artículos de oficina, computadoras, equipos de telecomunicaciones, muebles, turismo, hágalo usted mismo (DIY) y mejoras para el hogar.

Los textiles, las prendas de vestir y los zapatos constituyen la segunda industria de consumo más grande (con una facturación de aproximadamente 50 mil millones de dólares, en su mayoría empresas de Mittelstand) después de alimentos y bebidas. Alemania ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en la exportación de ropa y productos textiles. El mercado de bricolaje y mejoras para el hogar generó aproximadamente $ 46.4 mil millones en 2014, lo que representa el 9% del mercado acumulativo de bienes de consumo. La industria alemana de alimentos y bebidas es receptiva a las nuevas influencias culturales y a los jugadores internacionales de alimentos y bebidas. Jugadores gigantes de alimentos y bebidas como Amazon Fresh y Tadim tienen una gran presencia en el país. Otros jugadores importantes son Nestlé, Cargill, Mondelēz Deutschland, Südzucker, Arla y Dr. Oetker Group, entre otros miles de franquicias. Al ser el mayor productor de alimentos de Europa, la exportación alemana de productos alimenticios y productos agrícolas en 2016 generó $ 65, 8 mil millones.

Ya sea en un trabajo o vacaciones, los alemanes abrazan el turismo doméstico. Los sitios de vacaciones en Alemania también atraen a más extranjeros cada año que van a disfrutar de sitios culturales, eventos internacionales y actividades deportivas, entre otros. Las cifras de 2016 muestran que los alemanes gastaron $ 167 mil millones en cultura y entretenimiento. El mismo año, los hoteles alemanes registraron $ 518 millones en alojamiento de turistas nacionales e internacionales. El total de los ingresos por turismo fue de 39, 2 mil millones. En general, la industria de consumo alemana se mueve alto con el hecho de que los productos alemanes son de alta calidad, por lo tanto, todos estos productos tienen una alta demanda global. El crecimiento continuo de la industria del consumidor se debe a los minoristas flexibles que tienen sistemas en línea y fuera de línea, y clientes expertos en tecnología que ofrecen comentarios y revisiones oportunas. Los minoristas también tienen el efecto Efecto ROPO (Investigación en línea y Compra fuera de línea) que muchos alemanes aman.

Industria de Energía y Tecnología Ambiental

Alemania es líder en la producción de energía verde y tecnologías medioambientales. Además, la energía tradicional está en constante tránsito hacia la energía renovable. Para el año 2050, Alemania pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% y aumentar el uso de energías renovables en un 60%. El país también tiene inversiones en energía eólica marina, paneles solares, bioenergía, energía fotovoltaica, redes de energía y proyectos de almacenamiento de energía. Actualmente, Alemania tiene la mayor capacidad de generación de electricidad en Europa, unos 200 GW. La ubicación centralizada de Alemania en Europa la convierte en una energía ideal para la captación de energía eólica en tierra y en alta mar, por lo que genera grandes oportunidades para las compañías de energía eólica de todo el mundo. La capacidad total de energía eólica en 2016 fue de 45 GW. La energía solar también juega un papel importante en el suministro de energía sostenible. La energía solar de Alemania apoya la producción de electricidad y calefacción. El país ofrece incentivos, infraestructura y un buen ambiente para las inversiones fotovoltaicas y el almacenamiento de energía. En 2014, Alemania invirtió 2, 3 mil millones de euros en nuevas instalaciones fotovoltaicas. Otro sector energético en el que invierte Alemania es en gran medida los vehículos eléctricos y su infraestructura de carga.

Industria de electrónica y TIC

Alemania tiene la quinta industria eléctrica y electrónica más grande del mundo con un valor de mercado anual de aproximadamente $ 142.7 mil millones. Esta industria tiene una amplia gama de productos como electrodomésticos, equipos de nanotecnología, iluminación comercial, sistemas de automatización y luminarias, entre otros productos. Esta industria emplea al 29% de todos los empleados de Investigación y Desarrollo en Alemania y cuenta con más de 12, 000 nuevas patentes al año. En cuanto a las TIC, el país disfruta del mercado más grande de su tipo en Europa. La mayoría de las empresas y empresas de TIC son productos de Mittelstands. El aumento de la automatización en todas las industrias y actividades del país llevó a la demanda de soluciones de software. Los jóvenes, especialmente los graduados, continúan liderando el sector de las TIC al ofrecer soluciones que no solo ahorran dinero a las industrias, sino que también ofrecen soluciones gubernamentales para la prestación de servicios. Las TIC también se apoyan en el respaldo de pequeñas, medianas y grandes empresas que necesitan servicios y productos de datos inteligentes, tecnología de seguridad y administración automatizada de recursos humanos, entre otros.

Industrias Mittelstand

Aunque la gente conoce a Alemania por sus grandes empresas como BMW y Bayer, las industrias de Mittelstand son la verdadera columna vertebral de la economía alemana. De hecho, la pérdida financiera en la mayoría de las grandes empresas no daría lugar a una gran crisis económica en el país. Como impulsor clave de la economía, el 99% de las empresas alemanas son empresas pequeñas y medianas de Mittelstand. En Alemania, las empresas Mittelstand son empresas familiares con vínculos emocionales, muestran una continuidad generacional, son independientes, son ágiles, flexibles, tienen jerarquías esbeltas, enfoque a largo plazo, orientadas al cliente, innovadoras, socialmente responsables, invierten en la fuerza laboral y tienen fuertes lazos regionales. Las empresas de Mittelstand emplean a menos de 500 trabajadores cada una y, en total, emplean al 80% de la fuerza laboral del país y exportan una cantidad significativa de productos.